Día de la Inspiración | 145 Años

Un día como hoy, en 1876, San Enrique de Ossó tuvo la “Inspiración de la Compañía de Santa Teresa de Jesús” y el 23 de junio fundó en Tortosa (España) esta congregación. Así surgió la primera semilla de las Teresianas de Ossó

Fue Enrique de Ossó, sacerdote apostólico, quién descubrió en Teresa de Jesús un tesoro para conocer y amar a Jesús y darle a conocer y amar. Puso todos los medios para dar a conocer a Jesús a través de la vida de Teresa, con la que tuvo gran sintonía espiritual.

Enrique de Ossó nos dio a Teresa de Jesús como maestra de vida y oración. Ella nos enseña a vivir en relación de amistad con Jesús y a comprometernos con nuestro mundo. De Teresa recibimos el nombre de teresianas de Ossó.

Tras la fundación comienzan a unirse jóvenes, mujeres que entregaban su vida al servicio de la Compañía.

El carisma teresiano está presente en muchos lugares; en todos ellos, compartimos vida y misión con laicas y laicos con los que formamos la Familia teresiana de Enrique de Ossó.

San Enrique grabó en el corazón de todos los teresianos y teresianas un lema que repetimos y que da sentido a nuestra vida y misión: TODO POR JESÚS.

Fuente: Twitter @stjteresianas

Día de la Inspiración | 145 Años

Un día como hoy, en 1876, San Enrique de Ossó tuvo la “Inspiración de la Compañía de Santa Teresa de Jesús” y el 23 de junio fundó en Tortosa (España) esta congregación. Así surgió la primera semilla de las Teresianas de Ossó
Fue Enrique de Ossó, sacerdote apostólico, quién descubrió en Teresa de Jesús un tesoro para conocer y amar a Jesús y darle a conocer y amar. Puso todos los medios para dar a conocer a Jesús a través de la vida de Teresa, con la que tuvo gran sintonía espiritual.
Enrique de Ossó nos dio a Teresa de Jesús como maestra de vida y oración. Ella nos enseña a vivir en relación de amistad con Jesús y a comprometernos con nuestro mundo. De Teresa recibimos el nombre de teresianas de Ossó.
Tras la fundación comienzan a unirse jóvenes, mujeres que entregaban su vida al servicio de la Compañía.
El carisma teresiano está presente en muchos lugares; en todos ellos, compartimos vida y misión con laicas y laicos con los que formamos la Familia teresiana de Enrique de Ossó.
San Enrique grabó en el corazón de todos los teresianos y teresianas un lema que repetimos y que da sentido a nuestra vida y misión: TODO POR JESÚS.
Fuente: Twitter @stjteresianas